PIDE TU CITA

Acepto la Política de Privacidad. Tus datos serán tratados con la más absoluta confidencialidad.

 

Pareja

¿Peligra mi relación de pareja?

En muchas ocasiones, cuando vienen parejas a terapia están ya casi en un punto de no retorno: el amor que hubo una vez está prácticamente desaparecido y la tolerancia a la frustración se encuentra bajo mínimos. Se cuestiona todo lo que hace el otro, todo molesta e incluso se malinterpreta. El trabajo en dichos casos obliga a atravesar la desilusión, la ira y el dolor para llegar a saber si existe algo que salvar y si desean (ambos) que la relación sane. El malestar en el seno de la pareja se aloja, y se alimenta de ciertas actitudes: diferencias no afrontadas, dominancia y control, descalificación y condena, dureza, instalación en la queja y desconfianza, todas ellas con un significado y una ...continuar >>

¿Deberíamos hacer terapia de pareja?

A veces tenemos problemas con nuestra pareja, y dudamos de si nos convendría recurrir a la terapia de pareja. Un buen indicativo para saber si sería recomendable es ver  el grado de satisfacción que tenemos con nuestra pareja, si existe sufrimiento  respecto a la relación, así como el grado de predisposición para realizar cambios que mejoren la relación. También sería recomendable ir a terapia de pareja si sentimos que estamos dentro de una situación repetitiva que nos genera malestar y sobre la que no sabemos que más hacer  para arreglarla. Cuando estamos en pareja, tenemos dinámicas aprendidas, que muchas veces y sin darnos cuenta vamos repitiendo en una espiral que cada vez nos hace sentir peor. Las situaciones son tantas como parejas, ...continuar >>

Cómo sobrevivir a la familia en las Fiestas

La Navidad es ése momento en nuestra imaginación donde nos reunimos como una perfecta familia risueña y amorosa, y la realidad es que la mayoría de nosotros acudimos a estos encuentros llenos de buenas intenciones. El problema es que las reuniones en Navidad unen generalmente a personas que aunque son familia están distanciadas, que quizá no se han visto de un año para otro, que a veces arrastran rencillas y pequeños rencores... añade a esto la aglomeración espacial: un montón de personas en un pequeño salón con demasiada calefacción, con un montón de platos sucios (en la mesa y en la historia familiar), los niños gritando de fondo y aderezado durante unas cuantas horas con alcohol... Si somos los anfitriones no ...continuar >>