PIDE TU CITA

    Acepto la Política de Privacidad. Tus datos serán tratados con la más absoluta confidencialidad.

    Carrer Sant Joan 34, 2º 5, 43201 Reus, Tarragona

    info@oliviasacristan.com

    Horario a convenir

    +34 628 292 018

     

    Navidad para los anti-navideños. Descubriendo la magia en situaciones menos ideales.

    Navidad para los anti-navideños. Descubriendo la magia en situaciones menos ideales.

    Este artículo no va dedicado a los que ya tengáis el árbol puesto, y el jersey con renos preparado.  He pensado en escribir este artículo para todos los que en navidad os sentís más representados por el Grinch que por Papá Noel… y es que la Navidad, con su atmósfera festiva, luces brillantes y canciones alegres, con toda esa magia y amor familiar, es para muchos una época bastante diferente. Tanto si te encuentras en una situación familiar que puede ser cualquier cosa menos “ideal”, o simplemente no compartas la pasión por la navidad, hay maneras de utilizar esta temporada de una manera significativa y satisfactoria.

    Si sigues leyendo, podrás encontrar estrategias para afrontar situaciones difíciles, y poder descubrir una esencia navideña, la tuya, saliendo quizá de convencionalismos y un modo de actuar marcado desde fuera…

    Para alguien que está solo, o para aquellos que la familia, en lugar de ser ese lugar de apoyo, comprensión y refugio es todo lo contrario, la Navidad puede ser una época complicada, en la cual salen a la luz todas aquellas carencias a las que te resignas durante el resto del año, probablemente por la idealización que hay sobre estas fechas. Por eso, si te resulta complicada ésta época, aquí tienes algunas pautas…

    1. Redefine la Familia: Encuentra tus Conexiones Significativas.

    La sociedad parece esperar que ésta sea una época para pasar con la familia biológica, cuando en realidad, la familia puede tomar muchas formas. En lugar de buscar el ideal, el cual, no vamos a engañarnos, es eso: una idea, plantéate ampliar tu definición de familia incluyendo amigos cercanos, colegas del trabajo con quien sientas afinidad, e incluso alguna comunidad, incluso en línea, que comparta tus valores.

    Podrías, por ejemplo, si te encuentras viviendo en otro país, organizar una cena navideña con amigos cercanos, y crear un momento especial, saliendo de lo tradicional, y permitiéndote una experiencia de Navidad diferente…

    1. Celebra tu Autenticidad: Crea Tradiciones Personales.

    Quizá lo convencional no sea lo tuyo: no te fuerces y en lugar de ello, planifica qué es lo que te gustaría hacer: crea tradiciones significativas y auténticas, que reflejen tus valores y creencias. Esto puede incluir actividades que realmente disfrutas, en lugar de seguir expectativas que a ti no te digan nada…

    Por ejemplo, puedes dedicar tiempo a un voluntariado social, ayudando a otros si te sientes solo verás que estarás mucho mejor.

    1. Utiliza las vacaciones para el autocuidado.

    Si no es tu época favorita del año, puede ser una temporada, la navideña, abrumadora, sobre todo si las expectativas y las tensiones familiares están presentes. Aquí, como siempre, es esencial que priorices tu bienestar emocional y mental. Programa tiempo para actividades que te nutran: leer un libro, dar un paseo tranquilo o practicar meditación.

    Por ejemplo, si escaquearte de las reuniones te resulta demasiado punk, para afrontar la presión de reuniones familiares tensas resérvate tiempo cada día para practicar la gratitud y la meditación. Te ayudará a mantener la calma y afrontar situaciones desafiantes desde un lugar mucho más tranquilo.

    1. Busca la magia cotidiana.

    La magia de la Navidad (y de la vida) no se encuentra en grandes gestos o eventos elaborados. A veces son las pequeñas alegrías cotidianas y los momentos simples. Coloca tu atención en aquello que te haga sonreír, y siéntete agradecido por ello.

    Por ejemplo, aunque no te apetezca celebrar la Navidad, poner pequeñas luces parpadeantes en tu casa pueden hacerte disfrutar de su brillo. Y es que la magia está en las acciones cotidianas.

    1. Abraza la Diversidad. Entrénate en Tolerancia.

    Una de las grandes causas de tensión en Navidad es la diferencia de creencias y tradiciones. Es importante recordar que cada uno tenemos perspectivas diferentes, y respetar las diferencias es crucial para tener una convivencia armoniosa. Encuentra maneras de compartir y aprender de las experiencias de los demás sin juzgarlos.

    Por ejemplo, si tu cuñado te crispa, por intolerante y gañan, pon el foco en ti mismo y pregúntate de manera genuina si estás siendo tú la persona tolerante que le acusas a él de no ser.

    Conclusión: Descubrir la Verdadera Magia de la Navidad es posible

    La Navidad no debería ir de cumplir con expectativas de otros, o de replicar escenas de la típica película navideña de la hora de la siesta. Se trata de encontrar la magia en medio de la vida, imperfecta pero real, buscando conexiones significativas y celebrando tu autenticidad. Al redefinir qué es familia, creas tus propias tradiciones, te cuidas a ti, y encuentras alegría en las pequeñas cosas, respetas lo diferente y encuentras la verdadera esencia de la Navidad, incluso en situaciones menos que ideales. A través de estas acciones, la temporada festiva puede convertirse en reflexión, crecimiento y conexión genuina: TU Navidad, auténtica y con significado.

    Y finalmente, si sientes que la ansiedad o la tristeza te desborda, no dudes en buscar terapia psicológica. Los psicólogos podemos ayudarte a encontrar herramientas para superar tanto ésta como otras situaciones extresantes. Felices Fiestas.

    Sin Comentarios

    Deja un Comentario